martes, 7 de agosto de 2012

MARtes de baile



MARTES

Pasan apenas treinta minutos de medianoche. De pronto quiero saber qué bailaba tan amarradita a ti el otro día. Y busco Take it all en youtube.
La descarto. Esta no es nuestra canción. Espero no cantártela jamás a conciencia. Es una canción triste.
Y contigo no quiero tristeza. A ti me une la alegría. Deseo tu alegría.

Miro los títulos de la carátula de Adele y escucho One and only.
Esta es la que me gusta.
Te la canto.
Coge el disco y busca la número 11.
Yo soy Adele. Soy quien te canta esa canción.
¿Bailas?





[...]

Es ya por la tarde. Acabo de ver la sincronizada en la tele. Es lo que más me gusta ver de los JJOO. Ahora iré a la piscina un rato. Te echo mucho de menos. No te harías idea jamás. Me hubiese gustado comentar por teléfono lo feas que están las chicas con esas pinzas en la nariz, lo bonitas que son las piernas hacia arriba con el agua resbalándoles por la piel, lo que me gustaría tenerte a mi lado mientras escucho a la comentarista que ya es como una voz de la familia.  Te hubiese abrazado después de ver el precioso ejercicio que han hecho nuestras españolas y después te hubiese mirado a los ojos para decirte que era feliz estando a tu lado.

No paro de pensar en cómo lo debes estar pasando sin esa llamada que tanto ansías del trabajo, que de vez en cuando pienso en ello y pido a quien quiera que sea que te llamen pronto, y de paso recibiré el regalo de tu llamada de alegría. ¡Cuántas ganas tengo de escucharte! Feliz por completo debes ser la bomba...

[...]

Hoy he escuchado una frase de esas sentenciosas, de esas que se te quedan clavadas como a fuego. Y decía:
El que quiere hacer las cosas encuentra los medios; el que no quiere, encuentra las excusas.
Y me he quedado pensando...
Cómo me gustaría saber qué es lo que a ti te dicen estas palabras...

1 comentario:

Sheol13 dijo...

Paso para dejarte un abrazote y desearte un espectacular 2014.